Planeta Calzoncillo

Es un secreto a voces que el calzoncillo nunca ha gozado de consideración social. Condenado a una vida dura, expuesto a todo tipo de fenómenos similares a los atmosféricos pero ciertamente más enjundiosos, el calzoncillo a menudo desarrolla una existencia opaca, sumisa en gran medida. A cambio de esta vida entregada, apenas recibe si acaso unas palabras de agradecimiento y poco más, antes de ser arrojado a la basura para terminar sus días en un lóbrego centro de reciclaje. La Fundación Calzoncillos sin Fronteras entiende que esta situación no puede prolongarse más, y lucha para mejorar la vida del calzoncillo. A tal fin, hemos creado Planeta Calzoncillo, un foro de debate circunscrito al ámbito europeo y destinado a colocar al calzoncillo en el lugar que merece, desarrollando todas las acciones que sean necesarias durante los próximos años. Planeta Calzoncillo abordará los siguientes aspectos:

Liderazgo

Nuestra sociedad no puede hacer del calzoncillo un ser débil, obligado a vivir según las normas de otros. Al contrario, el calzoncillo debe ser consciente de su importante papel y por tanto, asumirá el timón de su vida. Para ello, creerá en sí mismo, dotará de entusiasmo y confianza a los demás calzoncillos y será capaz de liderar equipos multidisciplinares. Todo ello le hará ganarse el respeto de sus seguidores y le proporcionará un prestigio y bienestar indiscutibles. No está de más recordar que un calzoncillo sin seguidores no es feliz pues nota que le falta algo.

Formación

Un calzoncillo formado es un calzoncillo libre. Y cuando hablamos de formación nos referimos a la adquisición de conocimientos técnicos y también a la formación en valores, algo que muchos ignoran intencionadamente cuando se refieren al calzoncillo. El avance de la sociedad conlleva unos cambios cada vez mayores en el saber científico, siempre en continuo progreso. Ya no basta con saberse de memoria la lista de los reyes godos desde 1900 hasta nuestros días, hay que estar en continua evolución. Es obvio que todo calzoncillo, a lo largo de su vida interacciona en muy variadas cuestiones que exigen un conocimiento preciso desde el ámbito calzoncilloso. Por ejemplo, no es lo mismo resolver una ecuación diferencial triple que arreglar el palo de una escoba. Pues así con todo. Esto nos hace ver la necesidad de dotar al calzoncillo de una formación adcuada, actualizable y revisable, para lo cual debemos establecer unos planes ambiciosos y orientados al mundo real.

Integración

La palabra integración tiene su origen en el concepto latino "integratio". Se trata de la acción de integrar o integrarse, es decir, constituir un todo global, completar un todo con las otras partes que faltaban o hacer que alguien o algo pase a formar parte de un todo. Por lo tanto, la idea de integración no tiene nada que ver con otros conceptos como chupa-chups o excavadora. Conviene tener clara esta cuestión para poder adentrarnos en ella con mejor visión de conjunto.

Queremos que los calzoncillos sientan que pertenecen a un todo, que su vida tiene sentido. Desgraciadamente, muchos calzoncillos se lamentan de no tener clara su misión en la vida, lo cual les lleva a apartarse de modo inconsciente, con la consiguiente merma de relaciones sociales. Esta situación es inadmisible, y vamos a ayudar a los calzoncillos a superarla. No obstante, recordamos que la integración supone siempre un esfuerzo coordinado, bien planificado y exige una  convivencia pacífica del calzoncillo con otros mamíferos de su entorno. Es la única manera de lograr que el calzoncillo forme parte de un todo sin perder su individualidad.

Deporte

El deporte es salud, y por lo tanto, un calzoncillo saludable asume la práctica deportiva como parte imprescindible de su rutina diaria. Planeta Calzoncillo promueve la colaboración con psicólogos especialistas en deporte, que faciliten consejos para un mejor autocontrol de los calzoncillos, asumiendo que la interacción entre psicólogo y calzoncillo es algo básico, pues de esta forma, el psicólogo ayuda al calzoncillo a controlar los niveles de estrés, que produce una desorganización emocional que puede disminuir notablemente su rendimiento deportivo.

Además el psicólogo  también dotará a los calzoncillos de diversas técnicas que les sirvan para entrenar las llamadas habilidades sociales. En este sentido, trabaja para mejorar la concentración, el control de la ansiedad (importante en la vida real ante una avalancha de cacas, por ejemplo) o los miedos y la confianza en sí mismo.

Prevención de Riesgos Laborales

Según nuestros estudios, el calzoncillo trabaja en un entorno incierto y además poco saludable, pues se halla expuesto a todo tipo de vertidos de carácter marronoso. Amenazado e incluso atacado frecuentemente por el temible palomino, resulta obvio que su actividad es muy arriesgada por sus propias características, y en consecuencia, debemos proteger al calzoncillo en todas aquellas circunstancias que supongan un peligro para su integridad. Por ejemplo, el control eficaz de desechos por los cuartos traseros forma parte ineludible de la prevención de riesgos para cuidar la salud del calzoncillo y para evitarle sustos y daños irreparables.

En la actualidad, el calzoncillo no cuenta con el respaldo de la legislación para hacer valer su derecho a ser protegido eficazmente contra los riesgos laborales, y esto le provoca una clara indefensión. Planeta Calzoncillo es consciente de la gravedad de este asunto y propondrá estudiar las medidas necesarias para que esta situación se corrija lo antes posible.

Jubilación

El calzoncillo termina su vida laboral cansado, desgastado, y en muchas ocasiones, con la salud claramente mermada, lo cual le impide disfrutar de sus últimos años. Si a esto sumamos que no goza de ninguna protección social, es fácil imaginar que el futuro se le presenta muy triste. Urge estudiar un sistema de pensiones para garantizar que todos los calzoncillos puedan llevar una vida digna tras la jubilación. En este sentido, Planeta Calzoncillo propone abordar la cuestión con valentía y amplitud de miras, considerando la posibilidad de establecer una partida presupuestaria calzoncillista con cargo a los impuestos de los contribuyentes, por ejemplo, subiendo un punto el IVA, el impuesto de sociedades o lo que se estime más conveniente.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

  Inicio   Decimos NO a la discriminación sexista
  Qué es la Cencerrosis Escrotal Conmutativa (CEC)   Distinción a Pete Sampras
  La Fundación Calzoncillos sin Fronteras   Nuestro himno: mis ovoides, siempre mayestáticos
  Proyecto Ponle Freno de Mano a la CEC   Día Mundial de la lucha contra la CEC
  La revelación del Doctor Gominolo   Obama, la gran esperanza que terminó en decepción
  Construiré un submarino que llegará a Marte   Declaración Universal de los Derechos del Calzoncillo
  Revillita, Premio Nobel de Medicina    
       
       
Fundación Calzoncillos sin Fronteras. Todos los derechos reservados.